Terapia de Pareja

La Terapia de Pareja está indicada para personas que deseen mejorar la relación sentimental con su pareja, o para solucionar algún conflicto que esté impidiendo que la relación sea gratificante y saludable. Entre estas dificultades podemos encontrar las siguientes:

  • Comunicación inadecuada o ausente.
  • Expectativas poco realistas sobre la relación.
  • Celos - Infidelidad
  • Monotonía en la relación.
  • Toma de decisiones, acuerdos y consensos.
  • Cambio en la dinamica de pareja (nacimiento de hijos, cambio de trabajo, etc)

Todas las relaciones son diferentes, es por eso que la Terapia de Pareja se adapta a vuestras necesidades. Como punto de partida, cada miembro de la pareja tendrá un tiempo individual en consulta para poder expresarse libremente, seguido de un tiempo donde la pareja en conjunto podrá participar, aprender y practicar las estrategias aprendidas.

 

Si necesitais mas información o pedir una cita, podeis contactar conmigo y os atenderé personalmente a la mayor brevedad posible.

Artículos

¿Cuándo debemos acudir a Terapia de Pareja?

A lo largo de nuestra vida, nadie nos enseña cómo mantener una relación de pareja saludable. Normalmente aprendemos patrones parecidos a los de nuestros padres, conocidos y amigos, o de diferentes medios de comunicación actuales (televisión, Internet, etc.)

 

Es por esto que todos intentamos arreglárnoslas lo mejor que podemos para hacer que funcione la relación de pareja, pero lo cierto es que no siempre salen las cosas como deseamos.

 

Lo ideal es acudir a Terapia de Pareja en cuanto empiezan a salir diferencias en el día a día y que suponen un punto de discusión para los miembros de la pareja.

 

La mayoría de las parejas suelen acudir a consulta cuando su relación ya está muy deteriorada y existe tanto rencor entre las dos partes que es más complicado encontrar consenso en la relación. Sin embargo, si acudimos a consulta al menor síntoma de problemas en la relación podemos solucionarlo de forma muy rápida y efectiva, evitando empeorar el problema.

¿Qué problemas podemos solucionar en Terapia de Pareja?

Se pueden solucionar prácticamente todos los problemas por los que está atravesando la relación si sus miembros tienen la motivación suficiente. Los más habituales son:

 

Comunicación deficiente

Es posible que no sepáis como comunicaros de una manera apropiada. No expresáis de forma directa lo que queréis y dais rodeos, u os cuesta expresar vuestras emociones. En las discusiones no podéis expresaros libremente porque os interrumpís mutuamente y termináis alzando la voz y poniéndoos a la defensiva.

 

Desconfianza e inseguridad

No confiáis el uno en el otro o tenéis miedo de perderle y ejercéis un control excesivo sobre vuestra pareja. Los celos, el dudar de la palabra de nuestra pareja o el querer saber donde está y lo que hace a todas horas pueden deteriorar la relación a largo plazo.

 

Rutina o monotonía

Con el paso del tiempo es posible que dejemos de hacer cosas con nuestra pareja que antes si hacíamos. La falta de detalles agradables y actividades variadas, junto a la presencia de situaciones de estrés laboral o social pueden dejar a la relación de pareja en un segundo plano.

 

Infidelidad

Uno o los dos miembros de la relación han realizado algún acto que la pareja ha considerado desleal. Es importante recalcar que la infidelidad puede ser tanto sexual como emocional, y lo que para una persona puede ser un acto desleal para otra podría no serlo.

 

Insatisfacción sexual

Las relaciones sexuales se vuelven rutinarias y disminuye la frecuencia con la que tenemos relaciones intimas con nuestra pareja. Nuestra pareja no sabe lo que nos gusta o nosotros no sabemos como complacer a nuestra pareja de manera adecuada.

 

Estos son solo algunos de los problemas mas comunes por los que puede pasar una pareja. Todos ellos y muchos mas podemos resolverlos en consulta, preferiblemente con los dos miembros de la pareja presentes.

Si tu pareja no se anima a venir a consulta, también podemos trabajar sobre la relación con uno solo de vosotros, y así podréis enseñar a vuestra pareja como mejorar vuestra vida en común.